martes, 17 de febrero de 2009

Te dejé en el olvido...


Crecí y me olvidé de ti,
Dejé de pensar como niña,
Porque en medio de mis sueños,
Estaba ser grande,
Tener responsabilidades,
Ser independiente,
Y hacer todo lo que creía que era ser adulto…

Me acostumbré tanto a hacerme la grande,
Que me dejé invadir de responsabilidades,
Al punto de “No tener tiempo”,
Y empezar a decir “Ahora no”,
“No es hora de jugar”, “Debo hacer esto”…
Me olvidé lo que era ser pequeña,
Lo que era jugar, y creer en imposibles.

Y ahora en mis noches calladas,
No queda más que lágrimas en mis ojos,
Al recordar a aquella niña llena de ilusiones,
Que ahora vive con una máscara de adulta,
Cuando en su corazón,
Desea seguir siendo niña…

Ahora me arrepiento de haberme saltado los pasos,
En mi afán de avanzar rápido hacia la adultez,
Me arrepiento de no haber disfrutado al máximo mi infancia,
En el tiempo preciso, y anhelarla cuando ya es demasiado tarde,
Porque las ocupaciones ya no dejan tiempo para la diversión…

Pero hoy te recuerdo,
Y aunque no pueda volver a ser niña,
Y las ocupaciones inunden mi vida,
En mi corazón siempre estarás tú…
Quizás no con la misma inocencia que antes,
Pues con el tiempo se ha desvanecido,
Pero si con muchas ilusiones y sueños,
Que a partir de hoy vivirán presentes en mí.

No hay comentarios.: